viernes, 31 de diciembre de 2010

Schhhhhhhhhhh

Mi deseo para 2011:

Dejar de ser buena, para estar buenísima.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Yo que me manejo en un radio de cuarenta cuadras como máximo, en taxi si es posible y en zonas que rodeen a Palermo, ayer hice 100kilómetros de ida y 100 kilómetros de vuelta.
Me pedí el día en el trabajo, salí con horas de anticipación de mi casa para ser puntual con una temperatura que rozó por momentos los 37º y viajé por más de dos horas a un rumbo desconocido.
¿El motivo?: Aquí.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Love is in the air.

La historia es más o menos así. El 2001 aparte de los ahorros del corralito también se llevó a mucha gente rumbo a un exilio que prometía mejoras y sobre todo algo que acá no había, según decían, futuro.

Una de mis amigas del secundario partió con su familia. Fue duro al principio, complicado después y con un sabor agridulce más tarde. Unas veces más salado y otras más dulce. Como cuando conoció a ese chico en 2003.

Argentina, conoce argentino en el extranjero, se gustan, se ponen de novios se van a vivir juntos. Lo que sigue es un poco más complejo, así que resumámoslo.

Chico argentino viene al país por dilemas familiares con la promesa de volver en meses a establecerse definitivamente con la chica. Eso nunca sucede. Les voy a ahorrar el drama, sólo diré que la chica esperó, esperó, esperó y por fin resolvió seguir adelante.

Pasan cuatro años, la chica puede volver a su país. Vuelve. Visita a sus familiares y amigos. El chico se entera, la busca. La chica se niega a verlo. El chico insiste. Se encuentran. Y es como si no hubiera pasado el tiempo.

Problemas otra vez. La chica viaja, el chico viaja. Se visitan. Buscan puntos intermedios para verse. Pero llega un punto de la recta en que deben dejar de ser puntos suspensivos para transformarse en algo más concreto, un segmento, una semirecta, algo más que los puntos al infinito.

Chica decide, hace unos meses atrás que hasta acá llegaron que lo intentaron pero que indefectiblemente éste es el punto final.

La chica consulta a sus amigas y todas brindan el silencio del que calla pero otorga.

Entonces es cuando lo inevitable sucede.

Hoy por la mañana recibo este mail.

Asunto: estoy yendo para ahí!!!

Hola!!!!! Viaje de ultimo momento! estoy yendo para Argentina para las fiestas! Les aviso cuando llegue y tenga un celu. El objetivo del viaje es ver a X y hablar a ver a que decisiones llegamos asi que no voy a estar mucho en capital, pero espero q nos podamos ver...
Las Quiero!!! besos!!!! :)

No sé cual será el fin de esta historia si la recta deparará bisectrices, segmentos o nuevas rectas. Pero lo único que sé es que a horas del 2011 en pleno auge de las tecnologías integradas cuando la gente tiene FB, twitter, msn y celular, pero se ve poco y nada, todavía pasa que alguien a miles de kilómetros se toma un avión y escribe su destino de cuerpo presente.


domingo, 19 de diciembre de 2010

Está todo tan revuelto que...

... no sería nada raro que lo que tienen los muchachos en los vasos sea coca-cola.

domingo, 12 de diciembre de 2010

El hombre de al lado.

Vi el hombre de al lado hace unos días. No llegué al cine así que no tuve otra opción más que esperar a que saliera en DVD. Con lo cual, como quien hace leña del árbol caído, es una redundancia decir que la película es excelente.
El hombre de al lado no deja de cosechar premios, es firme candidata para los premios Goya del 2011 y estuvo cabeza a cabeza con "Carancho" la película de Pablo Trapero para competir por el Oscar.
Duprat y Cohen traen algo muy íntimo y por eso efectivo en función de la historia: la mirada del otro. Lacan, Freud, palabras más, palabras menos, dirán que la mirada del otro me construye a mí como sujeto cuando soy mirado, antes de la mirada no hay sujeto, esta relación primaria fundada en el vínculo materno es eje y marco de todas las otras que tendremos. Pero qué pasa entonces cuando hay una mirada permanente de un otro que no queremos. La película es eso, un foco constante en cada uno de los personajes. El conflicto es sencillo, pero no por eso menos efectivo. Un vecino que quiere "robar unos rayitos de luz", haciendo una pequeña ventana, y con su romántica intención desarticula el aparente equilibrio de Leonardo, el diseñador que vive junto a su familia en la casa donde linda la ventana.
Hay una sensación de agobio en Leonardo que se va incrementando a medida que transcurre la película. Porque cuando se mira detenidamente y sin pausa se suele ver más de lo que uno quisiera mostrar.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Low Battery.

Estoy llegando con lo último.

Hoy en el desayuno le puse yoghurt de frutilla al café.

Tengo un "dileit" importante cuando me preguntan algo, me quedo en blanco, hago una pausa y al rato reacciono con un: disculpame, ¿qué me decías?

Estuve a nada, hoy a la tarde, de tomarme el colectivo al revés, zafé porque como venía demasiado lleno decidí esperar y mientras el tiempo transcurría se me ocurrió que el paisaje era demasiado novedoso para la rutina de todos los días, ergo, algo no encajaba.

.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Literalmente amor.

Es la última clase del año, los alumnos están distendidos y conversan entre ellos.
En el medio del murmullo, alguien viene hacia vos y te dice con cara seria.
- Profe, ¿le puedo hacer una pregunta?
- Sí, decime.
- ¿Qué quiere decir cuando te dicen literalmente, tal cosa.?
- ¿En qué sentido?
- Cuando alguien te está diciendo algo y dice que es literal, ¿qué es?
- Quiere decir que es exactamente eso que te está diciendo como si fuera un textual, no hay metáfora ni exageración es así tal cual te lo dice. Por ejemplo, cuando juegan a truco y dicen: "no tengo nada literalmente" es porque no pueden sumar ni un tanto, si tenes escondido un ancho decís solo "no tengo nada" y te guardás la carta porque no es que no tenías nada o también dicen "no tengo nada" cuando tienen poco, pero el "no tengo nada, literalmente" es porque de verdad no pueden sumar ni medio punto.
- Entonces es que es de verdad.
- Claro, eso que te dicen literalmente está en lugar de la verdad, no es chiste o exageración.
- Ah. -se queda pensando, no parece muy convencido.-
- Pero decime, ¿cómo era la frase que te dijeron?
- La cosa es así, -dice explicando con las manos- a un amigo-, -se sonroja mientras lo dice-, le mandaron un mensaje de texto que decía: "me estás enamorando, literalmente".¿Qué quiere decir que se está enamorando de verdad, no? sentencia mientras se vuelve a sonrojar.

lunes, 29 de noviembre de 2010

No estoy bien...

... engañé a mi peluquera de años, por un corte símil pollo desplumado en la peluquería del DOT, réplica de la "cool" original.
Que alguien me diga como peinar esto, porque como soy una chica de suerte, obvio, el divino del chiquito que me cortó, que se hace llamar: "estilista", mañana tiene franco.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Yo confieso que...

... le debo una disculpa al chico de mesa de ayuda del centro de atención al cliente de la empresa que me provee internet.
No se como te llamabas, pero tenías razón, el problema era mi router de wi-fi no la conexión a internet.
Escribo estas líneas desde mi notebook, con router nuevo, gracias a tu poco amable pero certera sugerencia.

martes, 23 de noviembre de 2010

Tengo esa nostalgia de domingo por llover...


...de guitarra rota, de oxidado carrusel.


domingo, 21 de noviembre de 2010

Un ejemplo de la revista que todavía no edito.


Ésta sería la gráfica de portada.



¿El tema?, meriendas, obvio.

martes, 9 de noviembre de 2010

Muestra por los 10 años PH 15: Hoy en el centro cultural Konex


Es la mañana soleada de un sábado más en Ciudad Oculta. Debió ser también un día muy parecido a éste pero diez años atrás, cuando el fotógrafo Martin Roshental paró por el barrio para tomar fotografías y su trabajo llamó la atención de los chicos que lo vieron. Y así, sin más, de la curiosidad y las ganas nació en el año 2000, PH 15, un taller que propone la fotografía como medio de inclusión social.
“Los chicos están en clase ahora”, explica el profesor Pablo Altuve. Él se sumó hace 8 años al proyecto en plena crisis pos 2001. “Trabajaba en el barrio dando clases de apoyo y me enteré del taller y así fue como empecé. No fue nada fácil no había un mango, se trabajaba con donaciones, fue todo muy a pulmón”, recuerda. Pero la respuesta positiva no tardó en llegar. Los chicos fueron sumándose semana tras semana. En 2005 sacaron un libro de fotos y en 2006 presentaron el proyecto ante la IAF, una fundación que promueve y estimula este tipo de iniciativas, ganando un subsidio que les permitió trabajar con un poco más de solvencia económica y abrir otros PH. Uno en Boulogne y otro en Lugano. El siguiente paso fue recorrer el interior del país dando charlas y talleres, entonces Pablo Altuve y Eugeni Alfonso, ex alumno y ahora también docente, empezaron a viajar para contar el trabajo que se hacía en el taller y contagiar a otros chicos. Para Alfonso fue una experiencia muy enriquecedora, “los chicos no sabían muy bien como era el proceso químico de revelar una imagen y cuando les explicaba, por ejemplo, que con una lata con un pequeño agujero también se podía sacar una foto no lo podían creer”, recuerda.
En una de las aulas donde funciona el taller algunos de los chicos preparan un video en stop motion (la técnica de mover cuadro a cuadro una fotografía y así lograr movimiento al pasarlas rápido) para la fiesta por los diez años del taller. La idea surgió en la clase de cine. “Estábamos con los profes y dijimos de hacer un corto”, cuenta Mili (12) que hace dos años que participa del taller. Marcos (16) está en el taller desde hace dos años y medio y es quien dispara las tomas. “Hicimos muñequitos con plastilina, que vendría a ser la gente que va llegando a la fiesta, para que sea más fácil moverlos cuadro a cuadro y así cuando pasas rápido parece que se mueven”, explica. Juani (13) hace dos años y medio que está en el taller y es el que dirige la escena, él ya eligió las fotos que se verán en la próxima exposición y agrega que prefiere las que son en blanco y negro porque le gusta más, “como se ve todo”. Mientras terminan el video, Walter (16), tres años que asiste al taller, comenta que el trabajo fotográfico que más lo entusiasmó fue uno que hicieron hace poco, “estábamos hablando de ecología y de lo que podíamos hacer nosotros, entonces salimos a sacar fotos de la basura para mostrarlas acá entre los vecinos”, comenta.
En estos 10 años pasaron por el taller de fotografía más de 300 alumnos y sus trabajos fueron expuestos con mucho éxito en nuestro país y en el exterior. Varios vendieron fotografías y algunos hicieron trabajos profesionales para revistas. Para Altuve, todo esto incide de una manera muy positiva en la autoestima de los chicos, “vos pensá que son muy discriminados por el resto de la sociedad, la gente cree que en estos barrios solo ocurren cosas malas y gracias a estos talleres se dan cuenta de que no es así”, afirma. El docente destaca también la mirada “instintiva y “natural” de sus alumnos, “no hay nada de influencias de otros autores, es una fotografía muy documental”. Aclara que además el taller “apunta a que los chicos se conviertan en artistas” y tomen sus propias decisiones como tales y no que se vuelvan famosos por el solo hecho de sacar fotos en un barrio pobre. “Que sepan que con esfuerzo y trabajo también pueden llegar a hacer arte”.
Los trabajos de los chicos de PH 15, fotos inéditas y los cortos de animación que prepararon especialmente para los festejos por los diez años del taller podrán verse el próximo martes 9 de noviembre en el centro cultural Konex.

Martes 9 de noviembre 19 horas.
Lugar: “Centro Cultural Konex”, Sarmiento 3131
Horario: 19 a 23.

lunes, 8 de noviembre de 2010

sábado, 6 de noviembre de 2010

Noviembre, en revista Sudestada

Cosas que pasan cuando sabés que nada va a pasar.

Construyo este texto con la premisa de que no hay pasado ni futuro.
Sin embargo, en la vida cotidiana de mi presente, imágenes como éstas se cuelan con el correr de los días.
Me compré un sommier y me imagino todo lo que no vamos a poder hacer en el.
Dos amigos coinciden en su regalo para mi cumpleaños, dando como resultado dos ejemplares de: "Contra el cambio", el último libro de Caparrós y pienso una y otra vez en cambiarlo por otro, pero más deseo poder regalártelo y ver como se te hace una mueca del lado derecho cuando sonreís con ternura.
No tengo más twitter y me alegra saber que no hay futuro, para no tener un presente en el que decirte: "Sí, tenés razón es una pérdida de tiempo". A mi favor: sigo sin tener facebook.
Hay algunas otras imágenes, más patéticas te diría: cuando miro tele, una peli o escucho algo interesante por radio, pero no vale la pena inundar de nostalgia el presente, eso dejémoselo al pasado.
* El ejercicio decía: Escribir un relato utilizando un solo tiempo verbal(prestar especial atención a que sea realmente uno para ver si de la imposibilidad de usar otros, surgen cosas interesantes)
Vamos a echarle la culpa al tiempo del verbo, digo por lo poco interesante del relato.

martes, 2 de noviembre de 2010

Crisis productiva.

A Casciari, le agarró el viejazo, ojalá nos contagie a todos.

Voy a cumplir cuarenta. Lo escribo así, de sopetón, para que se asusten los lectores jóvenes. La famosísima crisis es inminente. En las vísperas redondas (los veinte, los treinta) me pregunté siempre lo mismo: ¿cómo se esquiva una crisis que acecha? Cuando estaba a punto de cumplir los treinta cambié de país, de siglo y de estado civil. Hice todo eso nada más que para distraer mi crisis. Ahora viene otra, más intensa, y algo tendré que hacer. Un volantazo fulminante que me haga olvidar lo más terrible: que quedan diez años menos.

Leer más.

.

viernes, 29 de octubre de 2010

Algo que quería compartir con ustedes.

Estuve dando muchas vueltas antes de escribir este post.

Ayer fui a la plaza, dato inédito en mi persona, ya que no suelo moverme mucho y menos cuando se trata de política. Pero me embargaba una emoción que superaba la mera actitud pasiva de ver las imágenes por televisión.

A esta altura soy una "letrada" en materia de peronismo, me leí de un saque hace un par de meses "Santa Evita" y "La novela de Perón" de Tomás Eloy Martínez. Las prácticas de mi residencia fueron con la materia Historia y ¿qué tocó?, sí, adivinaron: Peronismo.

No soy peronista, ni intelectual, aunque el bueno de Gramsci diría que todos somos intelectuales. Pero desde que tengo uso de razón, reconozco que nunca antes había seguido con tanta ilusión a un gobierno político. Lo que sigue es una listita con hechos de ambos gobiernos, porque como decía el general, suelo usar éstas frases mucho en la vida cotidiana, "mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar".

- Nulidad de las leyes de "Punto final y obediencia debida".

- Políticas en favor de los derechos humanos.

- Pago de la deuda del FMI.

- Estatización de Aerolíneas

- Renovación de la corte suprema de justicia.

- Nacionalización de jubilaciones privadas.

- Ley de medios audiovisuales.

- Asignación universal por hijo.

- Jubilación de amas de casa.

- Ley de matrimonio igualitario.

- Proyecto UNASUR- Unión de naciones Suramericanas.

Creo que el mayor logro, después del peronismo si queremos hacer una lectura histórica, es haberle devuelto por medio de leyes, institucionalidad a nuestra tan vapuleada democracia.

El como, la manera y la forma son discutibles, pero ojalá sirva para mirar para adelante y construir entre todos la Argentina que queremos.

.

martes, 26 de octubre de 2010

Desgracia con suerte...

... es cuando de repente y sin previo aviso el monitor empieza a hacer unas rayas furiosas que no ceden ante tus torpes primeros auxilios de golpear la pantalla y tocar el menú. Es ahí donde empezás a pensar que vas a tener que pedir prestado un monitor a tu amiga o irte a vivir a un locutorio porque tenés que entregar dos notas mañana y sobre todo porque te acabas de gastar tus ahorros en un sommier, una biblioteca, una silla y una mesa de luz nueva pensando en ir de a poco amoblando el espacio para cuando te mudes. Y ves claramente como se te van empañando las vacaciones y nublándose de cuotas de la tarjeta tu magro sueldo.
Pero menos mal que respiraste hondo, diste vuelta el mueble de la computadora, te armaste de paciencia y desenredaste uno a uno los cables. Dio sus frutos, estaba desenroscado el enchufe del monitor. Volvés a mirar y todo esta ahí como hace cinco minutos atrás: los muebles de la mudanza, las vacaciones y la estúpida y cristalina ilusión de que se puede ahorrar.
.

domingo, 17 de octubre de 2010

Con hielo o frozen...

... bastante parecido a la felicidad.



.

Orsai.

"El Lanzamiento será en Mercedes", proclamaba Hernán casciari desde su blog. El autor de, "Más respeto que soy tu madre", "Diario de una mujer gorda", "España perdiste" y el más reciente "El nuevo paraíso de los tontos", entre otros textos anunciaba que la revista cultural que estoy esperando desde hace un tiempo vería la luz acá, en Argentina. En Mercedes más precisamente. Casciari vive desde hace diez años en España y preparaba, según él, el proyecto más ambicioso en lo personal y profesional en el que se había embarcado hasta ahora, hacer una revista cultural de calidad, sin intermediarios ni publicidad, con su inseparable amigo, "El chiri". Una revista de lectores para lectores. El sueño dorado para quienes tanto disfrutamos de la lectura.
Cada semana, durante los últimos meses entré al blog para conocer los detalles de la revista, las firmas que aparecerían, los contenidos y los invitados ilustres que se irían sumando. Si bien Casciari fue subiendo al blog la información por goteo, la incógnita más grande, era, cómo sería la tapa de la revista. La espera terminó cuando el pasado 21 de diciembre Hernán contó que la presentación de la revista sería en Mercedes, el pueblo donde nacieron y crecieron los autores. En la cancha de fútbol, con un picnic protagonizado por las pizzas de comequechu, otro personaje clave en la historia de la revista Orsai, porque la redacción que está en Saint Celoni, España tiene en la planta baja una pizzería atendida por su dueño, comequechu, también oriundo de Mercedes.


Lo primero que pasó por mi cabeza cuando me enteré de la noticia fue: "No me lo quiero perder. No me lo puedo perder. No me lo voy a perder". Y así fue. No me lo perdí.

Llegué cerca de las siete y media cuando estaban casi todos reunidos. El clima era de pura fiesta. Gente en el pasto, haciendo cola para probar las míticas pizzas, charlando, viéndose por primera vez. Porque la mayoría de los presentes eran fanáticos del blog pero solo se conocían por los comentarios, así que por fin los nicks tenían cara y los comments cuerpo.

La presentación no se hizo esperar y a eso de las ocho y media Osvaldo Príncipi sentenció, "de Mercedes para el mundo... el lanzamiento de Orsai", al tiempo que el Chiri y Hernán destapaban el velo blanco que cubría la gigantografía del número uno. Los lectores estallaron en aplausos. Hernán y El Chiri dijeron como pudieron lo que tenían preparado porque se notaba el nerviosismo y la emoción.

Y como en las mejores fiestas no puede faltar música, Zambayonny viajó desde Bahía Blanca para compartir la alegría y celebrarlo con unos de los temas preferidos de los autores, que fue banda sonora de las largas reuniones de redacción: "el equilibrio del mundo" y mi preferido, "el último peaje".

Sobre el final se sumó el periodista Alejandro Seselovsky, el autor de la crónica del número uno y fue una charla de amigos y una lección de periodismo a la vez.
Los lectores preguntaron, los autores respondieron y con el paso de la tarde los allí presentes se fueron animando a saludar a acercarse. "Yo soy fulanito", "yo te escribí por tal cosa", "yo soy el que comenta con el nombre de"..., etc . Pero el momento más lindo fue cuando nos acercamos a Seselovsky que tenía el único ejemplar de la revista y por fin pude tenerla entre mis manos. "Es un libro", dijimos con los chicos que estaban ahí por lo lindo del papel y lo abultado del lomo.

Mientras tanto y para amainar la espera y graficar la crónica les dejo unas fotos, de la hermosa tarde que pasamos.




martes, 5 de octubre de 2010

Deja vu.

Abro la bandeja del mail y leo tu apellido.
Me pone un poco tensa pensar en noticias tuyas después de tanto tiempo. Le doy click a la bandeja de entrada y tarda en abrir, pienso que la perversidad del mundo complota contra mí. Sigue sin abrirse.
Entonces me imagino que tu mail trae novedades, buenas nuevas que no te permitieron ni siquiera hablarme por teléfono, pero si cortarme cada vez que veías mi numero en la pantallita del celular, pienso, pero me contengo y sigo con la lectura. Que ya tenés fecha de publicación de la novela, que estás corrigiendo los últimos detalles y que la tarea te tiene obsesionado y tan abocado que distinguís el paso de las horas por el ruido de la panza que te empuja a la heladera para cocinarte algo. Ahí te topás con el reloj de la cocina y algunas veces es de noche, otras de tarde y a veces, las menos, bien temprano en la mañana. Te está dejando ciego el teclado pero todo sea por cerrar a tiempo lo que empezaste hace algunos años, que una vez que termines la novela será una etapa cerrada y podrás dedicarte a tus otros pendientes. Pero que a pesar de tanto trajín hoy te acordaste de mí y decidiste, en medio de la noche, mandarme este mail para que dejemos de comunicarnos por telepatía y para hacerme saber que no es que te negás, es que estás con cosas, con muchas cosas.
Finalmente se abre la bandeja y descubro que lo único que hay de vos es el apellido, el mismo que compartís con una amiga que me escribe para contarme cosas a las que no les presto atención porque me pone un poco tensa pensar en noticias tuyas después de tanto tiempo. Le doy click a la bandeja de entrada y tarda en abrir, pienso que la perversidad del mundo complota contra mí. Sigue sin abrirse.

martes, 28 de septiembre de 2010

El señor de las llaves.

El escultor Andrés Zerneri supo desde muy joven que tenía vocación artística. De formación auto-didacta y a diferencia de sus pares que soñaban con ganar certámenes y becas Zerneri entendió que lo suyo tenía que ver con poner el arte al servicio de la comunicación política. Así fue como a principio de los noventa fue parte de la formación de la comisión contra la represión policial contra el gatillo fácil CORREPI en Neuquén, donde vivió su adolescencia, realizando intervenciones artísticas en contra de la violencia. En el año 1994 se instala en Buenos Aires y trabaja de forma activa en la formación de la agrupación HIJOS mostrando como la denuncia también podía ser manifestada a través del arte. Durante años, además de sus obras que fueron presentadas exitosamente en muestras y exposiciones realizó numerosos murales en la vía pública. Pero su notoriedad se hizo evidente cuando en 2008 inauguró en la ciudad de Rosario el monumento al Che Guevara. Una escultura de cuatro metros de altura hecha en bronce por medio de una multitudinaria colecta de llaves en la que participaron unas 15.000 personas. Con el objetivo de repetir la experiencia propuso junto a Osvaldo Bayer un proyecto para construir un monumento a la mujer originaria que reemplace a la figura del General Roca que está en Diagonal Sur y Perú, en la capital porteña.
Ahora es temprano. No son todavía las 10 de la mañana y hace frío, razones más que suficientes para justificar como mínimo respuestas a desgano. Sin embargo Zerneri está de muy buen humor. Su gato da la bienvenida en el estudio mientras él prepara un café en la cocina. Conversamos, hace chistes y se ríe de sus propias ocurrencias. El teléfono no para de sonar, es que su estudio-casa funciona también como centro de acopio a donde la gente puede remitirse para hacer donaciones de llaves y bronce. Deja el teléfono en otra habitación para evitar distracciones y empieza la charla.
¿Cómo surge la idea de hacer un monumento a la mujer originaria?
En realidad es una idea de Osvaldo Bayer. Lo conocí en el 2008 durante el último año de trabajo por el monumento al Che. Nos veíamos seguidos en actos y en los diferentes festejos que hubo. En uno de esos días sugirió en voz alta que aprovechando la exitosa experiencia del monumento, era muy bueno utilizar ese mismo método para realizar en conjunto y con la solidaridad del pueblo un homenaje a los pueblos originarios. Y así fue como quedó planteada la iniciativa.
¿Habías pensado después de lo del Che en proponer otra escultura?
Continuar con la experiencia es lo que realmente da una perspectiva de la fuerza y de lo que se puede generar trabajando en conjunto. Para poder construir la escultura del Che se necesitaron 75.000 llaves y se juntaron entre 15.000 personas. Eso de alguna manera sentó un precedente interesante. Cada vez que le pregunto a la gente mayor sobre si en algún momento se generó algo parecido en torno a la figura del Che, te contestan que no recuerdan un antecedente así. Repetir la experiencia me parecía totalmente necesario porque de alguna manera es como trazar una línea para generar una trayectoria en este tipo de actividades colectivas.

Mucha gente se pregunta si no es un desafío más grande reemplazar la figura de Roca en la capital porteña.
Yo, a veces juego a preguntar, ¿sin el antecedente de la estatua del Che qué sería más difícil?, ¿hacer un monumento a un revolucionario con las ideas y convicciones del Che o hacer un monumento a los pueblos originarios? Y la gente te dice que al gobierno le jodería más un monumento a un revolucionario por el significado ideológico. Y yo también coincido con eso. Ahora, en perspectiva, si al más difícil ya lo hicimos, estamos bastante seguros de que vamos a poder hacer éste. Algunas personas también me dicen, “pero justo ahora que esta Macri”. Sabemos que es bastante hostil a este tipo de proyectos. Pero te digo la verdad, a mí me gusta más que sea así, porque deja más claras las cosas. Para cuando hayamos terminado vamos a tener la escultura más grande que se hizo en Argentina realizada en bronce. Para eso tienen que haber participado por lo menos 50.000 personas. Para una escultura de cuatro metros de altura como fue la del Che participaron 15000 personas y hoy hay más cantidad de centros de acopio y más gente que dona menos bronce, o sea, vamos a lograr la misma cantidad de bronce pero con mas cantidad de gente. Me parece importante que haya tantos dueños del proyecto. Porque ya no es un artista o una comisión o un Osvaldo Bayer a quien se le ocurrió, sino que al haber tantos dueños la escultura es la prueba física de la voluntad de una gran cantidad de personas. Entonces si el proyecto se atasca en algún lugar va a ser en la figura pública de una sola persona y se va a entender bien que no es un trámite, no es la burocracia, es una persona en particular la que impide que se lleve a cabo.
¿Y si se llegara a demorar más de lo esperado, pensaron en plan B?
Sí, el plan B es la otra forma de intentar lo mismo y el plan C es otra forma de intentar lo mismo, dice riendo.
¿Cuándo tienen pensado inaugurarla?
El año pasado decía que era este año, que anotaran en sus agendas que el 11 de octubre de 2010 íbamos a estar inaugurando el monumento a la mujer originaria. No llegamos con el bronce que es lo más difícil de calcular. Tenemos un tercio del bronce que necesitamos y como no dependemos de un sponsor ni de dinero ni de la voluntad política de nadie los tiempos no son exactos. Pero con cada donación estamos cada vez más cerca, puede atrasarse un poco pero lo vamos a hacer igual. Además se trata de hacerle un regalo a la Ciudad, a nuestro patrimonio escultórico, con lo cual no tenemos que venderlo es un proyecto que no necesita dinero no hay que comprar nada en ninguna de sus etapas, no tiene aristas en el sentido político, es muy claro lo que queremos difundir. La escultura sólo es la parte física del proyecto, lo más importante de todo no es el bronce, sino el mensaje que queremos dar de ensayar organización, de unirnos. Y sobre todo, personalmente, me siento más atento a que participe el ciudadano no originario más que el originario. Aquellas personas que no cuentan con información de la identidad que tenemos como pueblo. Hay gente no sabe que se hablan 14 lenguas autóctonas en nuestro país. Cuando voy a las escuelas a difundir el proyecto y pregunto, ¿cuántas lenguas se hablan en nuestro país?, te dicen “una” y cuando les recordás otras lenguas te dicen, “no, pero esos son dialectos”. Se hablan catorce lenguas en nuestro país y hay de 26 a 30 comunidades que tienen una gran cantidad de reclamos para hacer y recién están empezando a oírse por la situación de la explotación de la minería que pretende desplazar fuera de sus tierras a los pueblos originarios, pero son denuncias que se vienen haciendo hace más de 15 años. Por pérdida de su lengua, por pobreza indigna y por la usurpación de sus territorios. Creo que ahí está la verdadera sustancia del proyecto. Que un grupo de personas vivamos en la capital de la Ciudad de Buenos Aires, nos permite de una forma artística, llamar la atención para que muchas más personas alrededor del país se enteren que en la Argentina se hablan 14 lenguas. Y que tiene que ver con la identidad de todos que cuando hablamos de los pueblos originarios. La mayoría de la gente no sabe que el sesenta por ciento de la población tiene un vínculo genético con los pueblos originarios. No hablamos del pasado sino del presente e indefectiblemente del futuro, que es lo que más nos preocupa. Por eso hacer el monumento a la mujer originaria es una estrategia de comunicación para dar a conocer esta parte de nuestra historia.
¿El monumento a la mujer originaria lo pensaron en el contexto del bicentenario?
Nosotros queríamos hacer coincidir la inauguración del monumento con el bicentenario. Como una interpelación. Pensamos que tenemos 200 años de antigüedad y estamos junto a gente que se supone que esta hace 15.000 o 20.000 años en esta tierra.
¿Por qué bronce?
El bronce es un subrogado del oro, es uno de los pocos metales que también es dorado como el oro y ocupó un lugar desde el inicio de las civilizaciones como símbolo, en esculturas y estatuas, de adoración de homenaje o de culto. Me pareció interesante resignificar la historia de los monumentos. El bronce es un elemento frío, institucional si se quiere y la persona más reproducida en monumentos es el general Roca. Yo pasaba bastante seguido por donde está el monumento. Y siempre pensé que como artista plástico tengo la feliz obligación de generar un cambio. Por eso la propuesta es hacer un monumento a la mujer originaria y dárselo al Estado. Los artistas debemos ser con o sin políticas culturales. Hay un fenómeno muy interesante que se da en este país. Aún con lo más profundo de cualquier crisis los artistas siempre están juntándose y generando actividades, por eso pienso que esta bueno esto como iniciativa porque lo que se mide es la fuerza de la gente en conjunto.
¿Por qué llaves?
La llave es algo que está en la casa de cualquiera, si una llave se te rompe no es que la vas a tirar, queda ahí arrumbada, todos tenemos alguna llave que no sirve más guardada. No es un elemento caro, está ahí, a mano en la casa de cualquier persona y es como un pequeño granito de arena que parece metafórico pero que es concreto. Porque esa llave más muchas otras llaves hacen que podamos lograr la escultura más grande de Argentina.
¿Cómo responde la gente a la convocatoria?
Muy bien, es muy gratificante. Cada vez que alguien viene a traer llaves te cuenta una historia. “Esto lo guardé durante 20 años” o “Ésta es mi medalla de mejor compañero” o “Éstas son las llaves de mi tía exiliada”. Lo que le sucede a las personas es muy movilizador desde lo afectivo. Ahí te das cuenta donde está el núcleo de este tipo de proyecto.
¿Cómo informan acerca del proyecto?
Voy a muchos colegios primarios donde hacemos charlas y pasamos videos y los chicos se acercan con una cajita de llaves como colaboración. Hay una gran cantidad de centros de acopio en donde la gente puede colaborar donando bronce.
¿Cuál va a ser la imagen de la mujer originaria?
No está totalmente definido porque hay que consultarlo con los pueblos originarios. No tenemos una fisonomía exacta, además el rostro de las mujeres de los pueblos originarios es muy diverso entre sí. Debería ser un rostro representativo.
¿Pensás en otros proyectos?
Sí, sí, pero más bien pienso es descentralizar un poco la figura del artista que hace esculturas y tratar de generar grupos de artistas que trabajen de esta manera. Proponer una especie de taller-cooperativa de monumentos de luchadores populares para que el espacio público cuente con eso.
Después de la entrevista hacemos una recorrida por las obras próximas a exponer que tiene en su estudio. Interrumpe el timbre. Se abre la puerta y un hombre mayor entra sin pedir permiso. “¿Acá es lo del diario, no?”, dice. Zerneri, un poco confundido le pregunta a quién busca. El hombre se abre paso, sube las escaleras que llevan al estudio del escultor y se para frente al recipiente que sirve como depósito de llaves. “Ve, sí, es acá, yo tenía razón”, dice. Suelta un manojo de llaves y saluda afectuosamente con la promesa de volver con más bronce. Será la primera visita de muchas, porque a lo largo del día la gente irá tocando el timbre para compartir historias muy parecidas a ésta.

domingo, 26 de septiembre de 2010

martes, 21 de septiembre de 2010

Fucking Primavera.

Estoy con una congestión espantosa desde hace una semana.
No puedo respirar desde hace días.
Me dan alergia hasta las flores de plástico.
Así que como para ayudar, acá estoy bajandome TODAS las versiones de "Desconfío de la vida".
Va la que más me gusta.

Ah, y para los que pueden respirar sin dificultad: Feliz primavera!!!

Para el resto, existe: Loratadina.

.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Horóscopo Bazooca dixit

"No te preocupes si cuando salís de tu casa, torpe como siempre, pisás un charco y arruinás el vestido que tenés puesto y que te llevó una semana de arduo trabajo decidir, que era ése y no otro el que te ibas a poner. Al chico que te van a presentar le da lo mismo que vayas en pijama".

miércoles, 1 de septiembre de 2010

domingo, 29 de agosto de 2010

Leonor Watling.

Nos cae MUY BIEN el nuevo amor de Jorge Drexler. Asi que poco nos importa que ya no esté solo, ¿quién puede estar celosa de esta chica?

Darín, de entre casa.

Encantadora e inteligente propuesta del dibujante Liniers. Sale hoy en La Nación y se llama "La entrevista dibujada". Después de una charla de más de seis horas con el actor Ricardo Darín, Liniers dibujó el encuentro y lo interesante es que por más que hablamos de una historieta no escapa a lo periodístico y a través de la caricatura se puede reconocer la inconfundible impronta de Darín. Desopilante e imperdible. Temblemos los periodistas que sólo dibujamos letritas.

viernes, 20 de agosto de 2010

Pinky movies


Las comedias románticas y sus derivados Hollywoodenses son, en reuniones de amigos "cultos" motivo de burla y comentarios despectivos hacia le género. Lo cual me habilita a decir sin rodeos que "detesto las películas de terror y las que se la dan de complejas e intelectuales", es cine de autor para autores. En mi lista de favoritos encabeza, la comedia romántica y los thrillers policiales o de suspenso. ¿Qué tienen en común estos dos géneros tan disímiles, se preguntaran ustedes? La trama señores. La trama lo es todo. A una buena trama no hay con qué darle. Van ejemplos de películas rosas de buena trama: "Como si fuera la primera vez", ingeniosa película en la que el protagonista se las rebusca para conquistar a su amada una y otra vez. "Confesiones de diván", ella 20 años mayor que él se enamora como una adolescente. "Ghost, la sombra del amor"y la pregunta de fondo, ¿qué pasa con el ser amado después de la muerte? Lo que atrapa es cómo está contado. Todos queremos que el chico se quede con la chica o que ella renuncie a todo por amor. Y lo sabemos de antemano, sin embrago algo hace que nos pasemos de una hora y media a dos, (bueno a veces más, recuerden "Titanic" que son como tres horas y cuarto) en la piel de los protagonistas arengando para que al final terminen felices. ¿Por qué? Porque una buena película debe ante todo entretener, que significa: "tener entre dos", sostener el argumento junto con los protagonistas. Y en mi caso tener la certeza de que la voy a pasar bien, así que mientras el resto habla mal de las pinkys movies yo espero ansiosa la salida de "Amor a distancia" con Drew Barrymore y Justing Long.





jueves, 12 de agosto de 2010

Estoy en mi computadora trabajando. En pijama. Ya ordené, ya guardé la ropa, ya me hice la cena, ya no tengo excusas. Transcurren apenas unos minutos, me empiezo a concentrar. Estoy progresando y supero rápidamente la página en blanco. Escucho de fondo, lejos un sonido de teléfono celular. Afino la escucha y puedo descifrar el achicharrado sonido, porque tengo un aparato polifónico en donde los temas suenan a una berreta imitación de su versión original, del tema cool de mi compañía de teléfono. Que espere. Ser siempre la que espera me da ventaja, me da derecho a no atender de primera. Me levanto y voy hacia el comedor en busca de la cartera. En el trayecto el sonido desaparece. "Mejor, que vuelva a llamar", pienso. No encuentro la cartera, no encuentro el teléfono. Vuelvo sobre mis pasos, adivino algo que se parece bastante a mi cartera, es. Está colgada, como la dejé apenas llegué. La abro, saco el teléfono. Está en vibrador y sin ninguna novedad.

Acabo de perder otra media hora imaginando lo que a estas alturas parece imposible.

.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Quino.

Abro de nuevo el libro. Estoy en mi cama y es más de media noche. Vuelvo a hojearlo y no puedo contenerme. Entonces, me digo a solas y en penumbras: “¡Guau!, ¡Guau!, ¡Guau!” Es que sigo sigo sin poder creerlo.
Son casi las siete de la tarde y hace exactamente una hora que padezco, acá, en el hall de entrada del Malba, a mi padre. Converso de forma entusiasta simulando un interés genuino por el tema que está abordando: “terapias alternativas en Argentina”. Me relata de forma detallada una apreciación personal del uso de este tipo de terapias en tratamientos médicos complejos. Comienzo a dispersarme, lo dejo hablar y cada tanto esbozo un “ajhá”, “claro, claro”. Parece complacido y avanza con el relato. Escucho un murmullo y despego la vista de la conversación. Veo un tumulto de gente que se dirige al cine-auditorio del museo. Tomo un poco más de distancia visual y completo la escena. La gente va enloquecida desde la librería hasta el auditorio. Para cuando mi padre está por el remate de su exposición esto es un mar de gente. Lo detengo y me aparto con una seña de: “esperá, esperá”. Pregunto en mesa de entrada qué pasa por qué tanto alboroto. “Hoy es presentación del nuevo libro de Quino, empieza ahora y dicen que a lo mejor firma ejemplares.”
Arrastro a mi padre del brazo y le doy indicaciones precisas. “Andá al auditorio y tratá de conseguir lugar”. Vuelo a la librería. Quedan poquísimos ejemplares, hago cuentas mentales entre la cantidad de libros y las personas que hay delante de mí. Empiezo a sudar frío porque me sobra gente y me faltan libros. Respiro aliviada cuando veo que desde el depósito llega un chico con una inmensa pila de ejemplares. Compro el ejemplar y salgo disparada al auditorio.
En el escenario apenas una mesa en la que caben tres ubicaciones, una para el editor, Daniel Divinsky, otra para el presentador, Eduardo de La Puente y en el medio, él: Joaquin Salvador Lavado, Quino. Escucho atenta y muda toda la charla. Me contengo de preguntar, me contengo de ir al baño, me contengo de retrucarle a la chica esa que dice que ella es como Mafalda y que ahora le está preguntando por qué la nena irreverente dice en una de sus tiras: “paren el mundo que me quiero bajar”. Estoy a punto de dejar de contenerme. Pero Quino, ácido y sin anestesia le retruca por mí: “si conocieras tanto como decís a Mafalda sabrías que esa no es una frase de ella. Mafalda jamás podría decir eso, diría otras cosas pero nunca que se quiere bajar”, dice con una sonrisa. La sala queda muda unos instantes y después aplauden a rabiar. Hago un cálculo estimativo de la cantidad de personas, no son tantas. Me muevo sigilosa e intuitivamente hacia el corredor de la derecha que tiene acceso al escenario, porque es el que está más despejado. Escucho, por fin, la frase de la gloria: “Bueno ahora el maestro va a firmar ejemplares de su libro así que aquellos que todavía no lo tienen pueden ir a comprarlo en la librería de acá al lado.” Veo como una buena cantidad de gente se moviliza hacia la librería. “Eso me deja unos cuantos puestos de ventaja”, pienso.
Ahora estoy en una fila de casi una cuadra con tiempo suficiente para pensar qué dibujo quiero en mi ejemplar. Se mezclan en mi cabeza las imágenes del supermercado al que iba cuando era chica. Ahí, más precisamente en la góndola de libros conocí a Mafalda. Me leía un librito cada vez que iba. Destiné cada ahorro, cada vuelto y cada moneda a la compra de la colección de las diez tiras. Me llevó casi un año. Pero los deseaba más que a: “mi pequeño pony”, la “Barbie cristal” o la valijita de, “Juliana doctora”, por eso el esfuerzo de ajustarme en golosinas valió la pena.
Despejo las imágenes en mi cabeza y alzo la vista. Tengo sólo dos personas delante. Se me bloquean las ideas y las palabras. No sé qué hacer ni qué decir. Llega mi turno.
- Hola.
- Hola.
- ¿Cómo te llamás?
- Marina,
- Bueno Marina, ¿qué querés que te dibuje?
- A Miguelito quiero. Vio el chiste ese que Miguelito pone el dedo y dice que su dedo es más importante que el edificio, bueno ése dibujo quiero.
- Bueno, pero te hago sólo la mano, no todo el dibujo que si no es mucho y hay bastante gente.
- Bueno, bueno.
- Listo.
- Una pregunta: ¿lo puedo saludar?
- Creo que sí, me dice con una sonrisa.
Lo abrazo, me incorporo con una sonrisa y le agradezco.
Abro de nuevo el libro. Estoy en mi cama y es más de media noche. Vuelvo a hojearlo y no puedo contenerme. Entonces, me digo a solas y en penumbras: “¡Guau!, ¡Guau!, ¡Guau!” Es que sigo sin poder creerlo.
Estoy segura de que no voy a poder pegar un ojo en toda la noche. Que voy a ver avanzar las agujas del reloj una y otra vez. Y que voy a probar, sin éxito, hasta con contar ovejitas para poder dormirme.
.

jueves, 29 de julio de 2010

All you need is love.

Ella llena de paquetes, se acomoda como puede en un subte repleto.
Él que la vio apenas entró y no sabe como llamar su atención.
Pasan las estaciones, merma el tumulto.
Ahora lo ve, él le ofrece el asiento, su asiento, aunque el de al lado también este vacío. Ella se ríe, él se sonroja y la última estación del subte los encuentra, todavía, mirándose sin decir palabra.
.

jueves, 22 de julio de 2010

Viaje habitual.

Son exactamente 45 minutos de viaje, los tenés cronometrados. A eso hay que sumarle la caminata de cuatro cuadras hasta la parada y la espera del colectivo, que oscila entre 5 y 7 minutos. En total, tiempo estimado: 55 a 57 minutos. Redondeás en una hora. Son las 6 menos cuarto de la mañana. Ya estás cambiada, sólo te falta acomodar la mochila. Decidís que no vas a llevar todas las unidades de la materia. Únicamente en texto impreso lo que resumiste y no llegaste a pasarlo manuscrito. Acomodás todo, no te olvidás de nada. Volvés a revisar: libreta, birome, billetera, hojas en blanco, caramelos, chicles, documento, el mp4, está todo. Le das play a la carpeta de música de Jorge Drexler. Así parece que en vez de ir como vaquita al matadero-examen final vas de paseo a Uruguay y el viaje te va a dejar en Cabo Polonio en vez de la facultad.

Vacaciones.

El punto es, barajar y dar de nuevo, aunque sepa de antemano que mi contrincante tiene las cartas marcadas y la que suscribe una bendita suerte para la desgracia. Así que a poner en remojo el ratón de mi cabeza, comprarle una ruedita para estrenar en agosto y mientras tanto pocas palabras.
Queda pendiente para la vuelta
Lista:
* Empezar el gimnasio, aunque sea dos veces por semana.
* Hacer alguna actividad física, no importa cual.
* Salir a caminar.
* Empezar a hacer algo con frecuencia.
* Empezar.

sábado, 17 de julio de 2010

Mucho más que dos.

Radiografía electroencefalográmica de todas las que habitan en mí, sin foto-shop.
ok, lo admito quise hacer la gran Warhol y no tengo manejo de herramientas de diseño !-(, pero el título de arriba es más poético, eso no lo pueden negar.

sábado, 19 de junio de 2010

No nací con un libro en la panza. No me regalaron una máquina de escribir. No entré a un diario antes de los 15 y me desempeñé como redactora haciendo carrera. No vivo del periodismo. Nunca pisé una redacción. Jamás un editor me contestó un mail de primera, lo mío es de 3 intentos para arriba.

y sin embargo, en días como hoy en que las cosas van de mal para abajo y pienso qué hacer o en qué creer que no sea esto...

... no se me ocurre nada.

.

jueves, 17 de junio de 2010

Un año sin vos.





Te extraño, mucho.

Deseo.


La cosa sería más o menos así

Paso 1
Convencer a un importante editor de que me mande de viaje, a cambio de la más maravillosa crónica.

Paso 2

Mandar a las semanas "la crónica del fin del mundo", de acá nomás, cruzando el charco.

Paso 3

Que apenas haga send, alguien del otro lado diga, "viajar dijiste?, hecho."


A modo de gancho, una de las maravillosas fotos que les mandaria.

lunes, 7 de junio de 2010

Feliz día compañeros.

A mí, la verdad verdadera es que este año, mejor me perjudica. Eso les deseo a ustedes también en este día.

A continuación pic de family gift+perfume re riquísimo.






viernes, 4 de junio de 2010

Autobombo

Hoy me duplico. Acá y acá.

domingo, 16 de mayo de 2010

Último día de la muestra: Moda+Historia.



Apenas se cruza la puerta de entrada del Palais de Glace se respira un aire de glamour. Unos pasos hacia adentro, un clima íntimo y femenino da la bienvenida. Son pinturas, instalaciones y objetos de moda pensados y realizadas por destacados artistas argentinos inspirados en diez mujeres que fueron clave en la historia nacional. Por su participación política, profesional o artística pero también por su imagen, representación y vestimenta.
.

lunes, 3 de mayo de 2010

Se fue la 13º FLIA.



Como siempre, la FLIA fue una fiesta.


.

Diario Crítica.


No hay nada más triste que la ausencia de palabras, que el silencio por no poder hablar. La paradoja más grande, los que contamos e informamos no podemos dar cuenta de nuestros problemas por falta de difusión. Desde hace meses que sé de la situación precaria que atraviesan los compañeros del diario Critica y deseé desde el primer momento que fuera sólo una tormenta pasajera. Con el correr de los meses lejos de mejorarse la situación empeoró. Contra todos los pronósticos fatalistas, espero que todavía haya posibilidades de salir adelante. Vaya mi apoyo a los trabajadores del diario.







.

viernes, 30 de abril de 2010

Calor y color.

Antes de ayer fue uno de esos días en que me acordé tanto, pero tanto de mis épocas de estudiante que me dio ternura. Era el segundo cuatrimestre de 2004, pleno proceso de transición ex Amato-boys, Rocco Cuzzi. Previa averiguación, data entre compañeros de la facu,"cursá con Zibell que la tiene re- clara y además es un maestro, enseña" me anoté en su comisión. Al principio no daba pie con bola, los ejercicios más simples como construir una cabeza informativa con un cable me llevaban toda la clase. Pero aprendí a respetar y a comprometerme con lo que escribía. Un día a un trabajo que le entregué, una crónica creo, le puso, "falta calor y color", que estaba muy bien escrita pero que faltaba sangre. Fue una puñalada, como me podía decir una cosa así, a mí, la reina del tango.
Ayer cuando entregué esta nota, le escribí en el mail a la editora, "le agregué calor y color a las escenas".
.
Como verá Zibell, tarde, pero seguro.
.

martes, 20 de abril de 2010

Fallin.

Creo que me volví a enamorar. Tengo esa sensación en el cuerpo como cuando estas incubando gripe y sentís el cuerpo mucho más sensible y pesado. Es el estado ese antes de los chuchos, cuando todo parece entrar en stand by y el tiempo pasa lento y todo te cuesta más.
Así estoy, durmiendo poco y mal, colgándome de a ratos y yendo y volviendo de la cocina al comedor porque me olvido las cosas. Sonriendo como una estúpida cada vez que me mando alguna, como hoy que fui al super porque no tenía leche y me moría muerta por tomar un café con leche y cuando abrí el sachet me di cuenta que era yoghurt de vainilla.

domingo, 18 de abril de 2010

*Adelanto. Matrimonio si/no.

Los seres humanos somos animalitos de formas, no hay con que darle. Hace algunos años tuve un profesor en la facultad al que adoraba. Era docente de un seminario que ahondaba en cuestiones de la filosofía fenomenológica y disquisiciones diversas acerca del lenguaje y del diseño. Un verdadero bodoque al cual podías usar de somnífero si nadie te incentivaba en la lectura. Pero él hizo que se volviera estimulante. No eran los chistes fáciles como corner al ángulo para meter un gol, ni las frases con doble sentido. Eran las comparaciones con el amor y los ejemplos de relaciones de pareja que usaba lo que hacia que su clase se volviera irresistible a las diez de la noche después de una intensa jornada laboral.
Por aquellos días nos contó que se casaba. Era muy abierto, hacía caso omiso los absurdos límites que suelen usar los docentes en nombre de la relación: alumno/profesor como escudo para inmolarse. Nos hizo partícipes, cada vez que la ocasión lo ameritaba, de su vida. Relató porque fue que con cuarenta y largos, un hijo de nuestra edad y sin haber pasado por las primeras nupcias decidía dar el sí con cura, smoking y anillos. Ella, la afortunada tenia casi veinte años menos y una ilusión que se reflejaba en el rostro de él cada vez que contaba con que devoción ella se ocupaba de cada detalle del gran acontecimiento.
Recuerdo que usaba, a modo de ejemplo, para establecer analogía con la disciplna proyectual que es el diseño, una frase que yo cuelo cada vez que puedo en conversaciones, como una suerte de obsequio, un secreto revelado que compartimos los alumnos de su clase con alguien seleccionado: "La verdad rompe con la forma, y el amor no cabe en una estructura" por eso, y ustedes les hablo muchachos", les decía remarcando con el dedo índice a los varones, "cada vez que la chica con la que estén al lado les pregunte y repregunte apelando al "decime la verdad", si realmente les importa la chica y esa verdad no es muy conveniente, no se la digan, háganme caso, conserven la forma por ellas". Después de eso se hizo un silencio y un oportuno, porque siempre hay uno, le preguntó entonces por qué aceptaba casarse, si no hay forma más prefabricada, más disfrazada de verdad que el matrimonio. "Porque la adoro, pero con el amor no alcanza. Ella cree que la verdad está en dar el sí, que eso lo que realmente compromete a dos personas. Nada más lejos de la verdad, pero por amor le sostengo la creencia y que dure lo que dure"
Después de la cursada y de rendir el final le perdí el rastro, era una de las últimas materias y a esa altura de la carrera entras en esa etapa de ansiedad en la que queres estar lo más lejos posible de la vida universitaria y soñás despierto con el día en que das el último examen y te llenan de huevos que nunca jamás saldrán de la ropa ni del pelo.
Hace unas semanas volví a la facultad por motivos que no vienen al caso y me lo crucé en uno de los pasillos. Esperé que terminara su clase y nos fuimos a tomar un café y en medio de la charla le confesé que cuando lo había saludado noté la alianza y en broma le dije que al final había resultado eso de "conservar las formas". "No te creas me dijo, yo sé, después de haberla visto enamorada y de verla ahora, que ella ya no siente lo mismo. Pero, honestamente, cuando me miro la mano y veo el anillo pienso que a lo mejor, si me aferro a ese pedacito de metal cilíndrico tal vez la forma se apiade de mí y la verdad no salga a la luz. Como la magia, ¿viste?, si no la ves, sucede.
En ese momento no se me ocurrió ningún chiste ni nada para agregar, salí como pude del paso pero en nuestra despedida resbalé y cuando nos saludábamos le dije, de forma torpe e involuntaria, casi como en piloto automático, "me alegro de que estés bien".


*Adelanto de la nueva entrega de LMDMV. Texto inédito, léase nunca saldrá de acá.

Avisos parroquiales o nueva sección.

Justicia por mano propia.
Durante años leí, amé y admiré en silencio a LMDM. Como es de conocimiento público al menos en este blog, postié mil veces novedades de mi amor-revista. Mandé sumarios, cuentos e ideas para colaboraciones que siempre fueron contestados de manera amable, "por ahora no, en este momento no tenemos espacio disponible, no va a faltar oportunidad" pero nunca correspondidos y en el peor de los casos por auto censura nunca salieron de la bandeja de borrador del mail.
Pero basta.
De ahora en más haré justicia por mano propia, "si no te publican, postiás en tu blog" reza la biblia nueva de los periodistas ignotos con más ganas que talento. Y la verdad, entre nos, si hay algo que me sobra es ganas,asi que LMDMV, allá vamos.

sábado, 17 de abril de 2010

MDQ




Quiero viajar. Me quiero ir ahora que nadie se va a Mar del plata por ejemplo, es sin lugar a dudas mi lugar en el mundo cuando no hay gente. Odio la gente toda junta en mar del Plata. Pero fuera del amontonamiento veraniego es la ciudad más hermosa. En invierno ponele tiene esa cosa melancólica, gris, con el mar a dos pasos que hace que me muera de amor. Arquitectónicamente me parece bella, me conozco de memoria el centro, sé dodne buscar las cosas que me gustan y en que cafecito leer ese libro nuevo. Caminar por Rivadavia hacia Colón sintiendo el olor a mar, el viento cada vez más intenso, más salado y al final toda esa agua brava, irreverente, haciendo remolinos de sal. Sola, acompañada por los lobos de mar que desde su quietud me guiñan un ojo para que me acerque y en vez de foto les haga compañía.

martes, 6 de abril de 2010

Fragmentos de un hombre.

I
Lo enojaba mucho soñar y no acordarse de nada. Le costaba mucho dormir y el milagro de soñar por fin, algo, la entusiasmaba. Lloraba desconsoladamente en su cama cuando al tratar de recodar no venía a él ni una sola imagen. Ni un solo atisbo de recuerdo.
II
“Las mejores historias no son las que tienen final feliz, sino las que te disparan a otros universos posibles”. Lo decía porque carecía de presente, su vida había quedado en el pasado y cuando su memoria no le permitía evocar recuerdos, leía para marearse, para no darse cuenta.
IV
Lo aburría profundamente su trabajo, por eso había resuelto realizar una huelga inútil, sin sentido, sin que nadie se diera cuenta. Se pasaba todo el día contando los mosaicos que empezaban en su box y terminaban donde llegaba su campo visual. Sólo paraba de contar para ir a almorzar. Lo hacía de forma meticulosa y cuando lo interrumpían para hablarle o pedirle algo, se enojaba y decía: ¡No ves que estoy ocupado!

V
Cuando lo consultaron, no quiso saberlo, hacía tiempo que se negaba a todo por las dudas. Mejor no saber y dejar que los demás decidan por él, aunque eso implicara morirse un poco, cada vez.
VI
Si él hubiera sabido que el menú de esa noche, estaría así de exquisito, hubiera llegado antes, mucho antes de lo previsto, incluso aunque supiera que no iba a tener noticias de ella, nunca más.
VII
“A veces hago trampa, a veces me descubren y a veces que ni yo me la creo, esas veces son las peores”, solía decir.

lunes, 5 de abril de 2010

Bad Romance.

Hay ciertos males que sólo los cura el dulce de leche.
.

domingo, 28 de marzo de 2010

La fundamentalista del taper.

Mi hermana cada tanto tiene un raye utilísima satelital y se le da por hacer funcional, lo que en términos personales estaba bien y llevaba años en esa condición.

Esta vez le tocó el turno a los "taper". "Son más prácticos..., higiénicos..., herméticos..., no dan olor..., la comida aguanta hasta 4 veces más que en un recipiente de conserva normal..., tienen diseños re lindos y algunos hasta los podes encastrar.

Argumentos tenía, lo que no tiene es límite.

Escena 1, viernes, después del trabajo.

Yo: - ¿Penky, dónde está mi cappuccino? -italiano que viene en una lata divina que sale más cara que el mismísimo producto a fin de que se conserve en aroma textura y sabor-.

Hermanadesquiciada: - Muy suelta de cuerpo- Te lo puse ahí en el taper redondito celeste que dice "cappuccino".

Yo: - ¿qué?-montada en cólera-.

Hermanadesquiciada: - Sí, es un taper mucho más chico y ahora entran más cosas en la alacena.

Yo: - ¿Y a vos quién te dijo que yo quiero tener más lugar en la alacena y por qué no consultás? No vivís sola nenaaaaaaaaa.

Necesitaba espacio para los cereales, compré un taper cerealero de 4 cereales y como teníamos solo cornflakes salí a comprar 3 cereales más y algunas cosas ya no entran, como por ejemplo tu capuccino.

Yo: -Respirando para no matarla- Te terminás los cereales y vuelan los taper esos de mierda que metiste, ¿ok?

Hermanadesquiciada: -Bueno, vemos.

Yo: - No, no vemos nada porque te voy a dejar ciega si no lo hacés, ¿ok?

Hermanadesquiciada: - Marina no seas intolerante, es porque no está acostumbrada, ya vas a ver que te va a gustar, aparte tienen diseños re lindos y en todos los colores, violeta por ejemplo, a vos te encanta el violeta.

Yo: - Mirá nena, a mí el violeta me encanta en ropa, aros, cuadernitos, carteras y cosas así, ¡no en plástico!

Y la vida siguió como dice Sabina, "como siguen las cosas que no tienen mucho sentido". A la fiebre de almacenar todo en taper le siguió el baño incluyendo: jabonera -se desperdicia hasta un 50% menos de jabón- recipientes especiales para el shampoo, los productos cosméticos y hasta las toallitas femeninas. Hasta ahí, incluyendo algunas intervenciones en el comedor -recipientes contenedores y un florero ecológico- me la banqué. Es más lo vi hasta simpático, debo reconoer que los semi-baúles de taper me vinieron geniales para ordenar la maraña de papeles que resulta ser mi escritorio por momentos. Me empecé a hacer a la idea de la vida color de taper, hasta esta mañana.

Escena 2, mi cuarto, esta mañana:

Yo: - ¿Dónde está la cajita del collar y los aritos esos que tengo en turquesa?

Hermanadesquiciada: - Ah, es una sorpresa, te hice un regalo, está en tu mesita de luz.

Yo - Corriendo emocionada, pobre ilusa- : - ¿Y ésto qué es?

Hermanadesquiciada: - ¿Te gusta?

Yo: - Esto es una porquería.

Hermanadesquiciada: - Es una colección de taper para espacios reducidos, se encastran entre sí, mirá.

Yo - volando todo por los aires- : - ¿Dónde están mis cajitas chinas de cerámica pintadas a mano?

Hermanadesquiciada: - Pará no te pongas loca, dejá de gritar, vos misma dijiste que tus cosas se estaban opacado en esas cajitas chinas.

Yo: - Sí, se estaban opacando porque tenía que limpiarlas, no por las cajitas.
Hermanadesquiciada: Ah bueno, entendí que querías cambiarlas.

Yo -tratando de no matarla- Bueno, decime ya dónde pusiste las cajitas y llevate esta mierda de acá.

Hermanadesquiciada: - No están.

Yo: - ¿Cómo que no están?

Hermanadesquiciada: - Se las di a a Kuky-octogenaria vecina-. Ella necesitaba pastilleros para todos los días, ¿viste que se confunde las de la presión con las del colesterol? Bueno se las regalé. Es más- agrego la muy degenerada con una sonrisa sarcástica-, llamo hace un rato preguntando dónde las compraste que están preciosas.


.

viernes, 26 de marzo de 2010

AUTOBOMBO.

With a little help of my friends.

martes, 16 de marzo de 2010

Vestir la HIstoria.

En la planta baja sobre el panel, que hace de marco de las obras, sobresalen las llamativas e intensas pinceladas de color que delinean el cuerpo de una Juana Azurduy quien de pie empuñando un sable mira desafiante. El autor de la pintura es Ariel Mlynarzewicz que venía trabajando en obras anteriores con esta figura histórica y a quien eligió, según sus propias palabras por ser una mujer: “Símbolo de la lucha americana”, en alusión al papel fundamental que tuvo en la emancipación del Virreinato del Río de la Plata.
Liliana Piñeiro, curadora de la muestra explica el espíritu de Moda + Historia: “Con esta exposición, nos proponemos evocar a mujeres que, por su personalidad, han signado tiempos, momentos históricos y culturales, y resultan hoy testigos de tantas otras de sus contemporáneas que fueron opacadas, desmaterializadas u ocultadas en los textos de la historia”.
Desde el profundo azul de una noche estrellada aparece, en un jardín de violetas tenuemente iluminada, la obra de Renata Schussheim, “El jardín del amor”, inspirada en la mítica cantante de tangos Ada Falcone a quien la artista plástica caracterizó en una escena de noche con un elegante vestido azul por su relevancia y vinculación con el mundo del espectáculo en las primeras décadas del siglo XX.
La idea de esta muestra es también reponer el contexto y la historia mediante objetos característicos. Entonces, podemos ver, por ejemplo, un abanico gigante, violeta con plumas aterciopeladas, instalación de la artista Nora Correas, que da cuenta de un ícono de la moda colonial. Y escrito sobre una pared se leen, acompañado de dibujos explicativos, sus significados: cerrado y levantado apuntando hacia la frente: “¿Cuándo podré verte?”. Cerrado y sobre el hombro: “¿Me querés?”. Abierto y posado sobre la mejilla derecha: “Sí” y en la misma posición pero sobre la mejilla izquierda, “No”. Hay además, a modo de complemento visual y estético, algunos accesorios que marcaron una época de la moda como una sombrilla de raso y tul, una petaca de fiesta dorada y unos anteojos de teatro en bronce y cristal
Del centro del salón de la muestra baja una lluvia abundante de flores de origami en papel rosa, lila, violeta y salmón que cuelgan empujando la visión hacia el primer piso. En donde se ve por la forma circular de la apertura del techo una suerte de carrussel en el que ahora están desfilando las modelos, como muñecas de porcelana, con vestidos diseñados y creados especialmente por la diseñadora Verónica de la Canal a quien Renato Papiccio, encargado de la producción general de los desfiles de la exposición convocó, “por su inconfundible estilo ambientado en el romanticismo que resultaba perfecto para representar a Manuela Rosas”.
No podía faltar, en esta lista de mujeres trascendentes la mención a Eva Perón. Por eso la artista Mary Tapia, quien desde hace algunos años trabaja en distintos proyectos vinculados a la imagen de Eva Perón, pensó en plasmarla en una tela blanca y celeste, emulando la bandera nacional que en el centro lleva la imagen de su rostro con una pequeña corona brillante en la cabeza. La obra hace alusión según relata la curadora Liliana Piñeyro, “a la figura de un ideal político y a vez la mención de reina por su elegancia.”
Moda+ Historia es una iniciativa más de los festejos por el Bicentenario, que incluye además de la muestra permanente, foros debate y desfiles todos los días a las 18.30 de consagrados diseñadores nacionales.
.

sábado, 13 de marzo de 2010

La última de Coppola.

En términos personales, la historia debe haber sido más o menos así. Coppola murió de amor con Buenos Aires, a eso se le sumó un guión que tenía escrito desde hace mucho, al cual no podía llevar a cabo por compromisos más comerciales -según sus propias palabras-Con lo cual: Baires+guión añejo, dan como resultado =Tetro, es que de otra forma no se explica.
La película tiene mucho de obra de teatro, es un guión de dramaturgia, muchos diálogos, muy intensos, densos personajes y conflicto bien definido desde las primeras escenas. Tengo la suerte de no sufrir de Coppola-manía, de hecho no vi más que el "Padrino 1", con lo cual, no esperaba más que verla pero sí tengo fuertes razones para creer que la crítica la va a destrozar.
1- El guión tiene por momentos grandes pretensiones que quedan esbozadas en imágenes que resultan inconexas en el contexto y un lenguaje a veces demasiado poético que en vez de embellecer embarra.
2- Trabaja las locaciones en forma de clisé, léase: vivimos a la vuelta de "El caminito", vamos a tomar la merienda a San Telmo y festejamos el cumpleaños del recién llegado en "El Tortoni". Demasiadas casualidades, resulta poco verosímil.
3- Se le escapan algunos detalles fundamentales en el relato vincular entre los personajes principales y a la luz de las cuentas causa/efecto los motivos suenan un poco a pretextos y cuelgan de hilos finos y endebles.
Los personajes locales la vuelven más pintoresca y porteña: Amigorena(Mike) , Bredice, (Leticia)De la Serna (Rodrigo), Castiglione (Sofía)y Rivas (Erica), pero nada más, bien podría estar contada sin ellos. Muy buena fotografía y adorable el recurso de usar el sepia para la historia y el color para los flashbacks. Nada que objetar a la pareja Gallo-Verdú, muy buen protagónico, bien acompañado, está muy bien la actuación de Alden Ehrenreich -tiene un gran parecido con Di Caprio-.
Buenos Aires le calza a la perfección a Tetro por lo melancólica y solitaria y también por lo acogedora y maternal con quien busca refugio. Violines a la derecha por favor.
.

sábado, 27 de febrero de 2010

Viaje habitual.

viene de acá.

Te subís al colectivo y se te ocurre que el paisaje esa mañana es diferente. Te conocés de memoria las calles y el tránsito de la gente a esa hora, pero se te vuelve irresistible mirar por la ventana. Te obligás a repasar, te recordás que ese tema, al que apenas le diste una ojeada tiene un 99.8 % de posibilidades de que te lo tomen. Sabés que no leerlo en el viaje puede ser un error. Sin embargo te tomás un respiro. Mirás por la ventana y decidís darte un recreo hasta Cabildo y José Hernández donde dobla el colectivo para después ponerte a repasar. Mirás las vidrieras fascinada, es época de liquidación, pensás en todo lo que te vas a poder comprar ni bien rindas el bendito final y hacés una lista de posibles compras. Cabildo y José Hernández te sorprende más distraída que antes. No vas a mirar más por la ventana pero tampoco vas a estudiar, lo acabás de decidir.
Ahora te concentrás en el colectivero, es de Atlanta, tiene tres hijos, te das cuenta porque les hizo una dedicatoria en el espejo que tiene en filete dibujados los nombres. Mirás al perrito que está colgado en un extremo del tablero del colectivo, es de esos que mueven la cabeza con el compás del movimiento. Te hace gracia. Movés la cabeza vos también como el perrito. Te mareás y te dan naúseas. Querés bajarte antes y no ir a rendir. Pensás excusas mientras abrís la ventana para que entre aire y te refresque. No hay ninguna que suene verosímil. Recordás que ya las usaste todas, las otras cinco veces que te fuiste antes de que te tomaran el final. Caés en la cuenta de que estás pagando una fortuna por terapia para superar el trauma y bajarse del colectivo sólo incrementaría la cantidad de encuentros semanales. Imaginás todo ese dinero disponible para las liquidaciones. Funciona. Te quedás en el colectivo. Pero querés llegar de una buena vez y padecés las últimas dos paradas. Te bajás una antes para caminar y despejarte. Te comprás una coca light y te vas desabrigando a medida que entrás en calor. Ensayás mentalmente posibles temas para dar, lo que tenías preparado sigue sin convencerte. Faltan 3 cuadras y se te acelera el corazón. Respirás, aminorás la marcha y le prestás atención a tus pasos, les controlás la torpeza y los caminás como una gacela. Llegás, tomás el ascensor y te anotás para dar examen. Esta vez no te vas a ir.

.

martes, 23 de febrero de 2010

La LDM hace stand up.

Antes de empezar la reseña debo aclarar algunas cosas. Tengo un entusiasmo desmedido por todo aquello que me gusta. Y "La loca de mierda" me encanta, O sea que como diría Córtazar, "No se culpe a nadie", más que a mí. Soy una freak y no conforme con haber visto 1379 veces los vídeos youtube y los de MTV, sin contar las repeticiones, (es que algunos son la mismísima gloria hecha realidad) la mina se bajó tooodos los videos que andaban circulando de Malena Pichot haciendo stand up. Con lo cual, como era de esperarse, con tanta expectativa, la realidad quedó chiquitita y acomplejada. Pero a no decepcionarse que si sos normal los renglones que están más abajo te pueden dar algunas pistas sobre qué hacer el fin de semana próximo.



The cavern: viernes 23.59


Fui con un amigo porque sola más que hablar y cantar bajo la ducha, a veces, para lo demás prefiero compañía. Así que nos encontramos en el complejo La Plaza. Caminamos por la galeria- paseo de compras y relojeamos las novedades de discos y chucherías. Subimos la escalera nos confundimos de sala y nos ligamos un fernet branca menta, que no será la gloria pero como es gratis, más que contentos. Nos encauzamos esta vez en la fila correcta y esperamos. Delante nuestro una cola llena de púberes y proyecto de jóvenes. Abundan los anteojos cuadrados de marco negro, los peinados cresta con gel, las camisas a cuadrillé para ellos, y los vestiditos negros con flores en el pelo para ellas. Un rato de escuchar graciosas conversaciones ajenas, oímos casi nostálgicos cuando dicen: "NIceto", "Ink", "El único" y algunos otros lugares comunes de Palermo for export.

24.29
Media hora más tarde entramos. Realmente hace honor al nombre "The cavern", hay que agachar un poco la cabeza para pasar holgados, un pasillito, cortinas pesadas rojas, oscuridad que se va volviendo más tenue. El lugar, un recinto pequeño con entrepiso, escenario modesto, ladrillos a la vista, buenos precios, mejor música y todo decorado con fotos de los Beatles. Al ratito de estar sentados frotándonos las manos porque alguien se pasó con el aire acondicionado, suena la música que hace de cortina del espectáculo "We can work it out" en la voz de Stevie Wonder. Palmas, aparece ella, versión en vivo y en directo de la LDM pero guionada en efecto monólogo-stand up. No está mal, hace reír y resulta efectiva pero para los que ya conocíamos su videos resulta gusto a poco, hay algunos agregados y la puesta es redondita. El humor que ya conocemos con el espíritu que ya nos sabemos de memoria con el mismo ex que no conocemos pero que a esta altura nos resulta tan familiar como el ex de una amiga. Ése que vimos sólo un par de veces pero que nos alcanzan para odiarlo y desear que le garue finito por toda la eternidad.
Malena no está sola, por algo se llama "Ellos"el espectáculo, acompaña y muy bien Ezequiel Campa, un chico con bastante experiencia en stand up, lindo, canchero, con chispa y mucha gracia. Entonces el material se diversifica un poco y escuchamos una rutina un poco más amplia y variada. Los plausos y las carcajadas no se hacen esperar y para cuando el clima está caliente, la tensión se diluye con el último chiste. Fin. Eso es todo amigos, presentación formal, saludo y aplauso cerrado. Buen dúo al que dan ganas de ver otra vez cuando tengan más aceitados los tiempos y las rutinas. El paso del tiempo y la búsqueda de Malena Pichot en las diferentes rutinas nos darán más todavía de esta chica que todavía esta escurriendo a más no poder las mieles de su adorablemente desquiciada "Loca de mierda".
.

domingo, 21 de febrero de 2010

Cambio de planes.

Porque el que avisa no es traidor.
.
Hace meses que hago del drama una patética catarsis, basta con mirar la mayoría de los post anteriores. Bueno. No va más. Ya no más las tristes palabritas destilando tragedia. No me condujeron a nada. Todos los fracasos amorosos conjugados en un solo verbo: perder, tampoco. Así que visto y cosiderando que tengo más ropa en el placard sin estrenar que la que uso a diario, desde hace meses he adoptado el look camisón de algodón con colores aceptables para andar a cinco cuadras a la redonda, (trabajo a tres cuadras de mi casa, tampoco ayuda mucho que digamos) he decidido:
.
1- estrenar toda la ropa antes que cambie la temporada, me tengo que apurar ya casi que tenemos un pie en marzo.
.
2- Salir, entendiendo al verbo en infinitivo salir como: tomar algún medio de locomoción e interactuar con seres humanos no afines a las propias miserias y no sólo para engullir todo lo que se nos ponga por delante.
.
3- Escribir, terminar con esa ridícula pretensión con ínfulas de no sé qué sobre la escritura y ponerle el cuerpo a las cosas que pasan alrededor y dejar de autoflagelarme con todos los suplementos literarios que sobrevuelan la ciudad.
.
4- Comprometerme públicamente a mantener este espacio y postear con regularidad y generar más contenidos y menos quejas.
.
5- Último, pero no menos importante, desterrar de la heladera los carbohidratos y darles menos créditos al pan y más chance a los cereales, es que de las barritas me harté.
.
pd) Es mentira que todo tiempo pasado fue mejor, pero si hay algún nostálgico que extraña a la otra mí, los older-post-drama, están más abajo.
.
slds cordiales!
.
Mi alter ego.
.

sábado, 20 de febrero de 2010

Pedido.

Una buena noticia por favor. Algo que estimule. No tiene que ser muy grande apenas un descuento, un dos por uno en alquiler de pelis. Un sobrecito de muestra gratis en algún producto de perfumería. Que alguien mágicamente corrió la fecha del final. Un llamado telefónico para una entrevista de trabajo de ahí donde nunca mandé cv pero me gustaría trabajar. O mejor, que algún extraño virus me ataque y me mantenga en cama toda la semana previa a mis vacaciones.