jueves, 12 de junio de 2008

Encargo.

Le pidió una foto a él, una en la que estuvieran juntos, no importa cual, una en la que salieran lindos los dos. Ellos ya no viven juntos desde hace rato, por eso le extrañó tanto el pedido. Tiene que hacer un esfuerzo terrible para recordar dónde estan las fotos. Antes él las clasificaba por año, por evento, pero ahora no tiene ni idea de a dónde fue a parar el último rollo. Con lo cual la opción de una actual quedó descartada. Por eso vuelve a esas primeras fotos, las que estan todas ordenadas en un álbum. No puede decidirse, elegiría todas, es que ella es tan hermosa. Pero no, no puede, le dijo claramente: elegí una, sólo una. Finalmente la encuentra. Estan radiantes los dos. Él, visiblemente más joven con una camisa clarita a rayas celestes, que hace juego con sus ojos, y un pantalón beige. Es primavera, se da cuenta por la ropa, también porque al costadito de la foto dice oct 85 y además porque es el cumpleaños de ella. Se sonríe al recordar y se sorprende de como pasa el tiempo. Se acuerda como si estuviera ahí, ahora, ella tiene un vestido lila con bordados en las mangas y volados en la falda. Estan abrazados en la foto, en realidad, él la abraza a ella, todavía puede abarcarla toda en un solo abrazo. Se siente orgulloso y fuerte. Su hijita acurrucada a él y en los brazos de ella, una muñeca reluciente.

1 comentario:

Carlos Ros dijo...

Madre mia, madre mia
pero eres tu mari?
no me lo puedo creer lo linda que eras cuando eras una niña, aunque yo me quedo con la mari de ahora, por que es mas linda y da mas amor.
Karl_foto